sábado, 3 de enero de 2009

Ana


La anorexia no es una enfermedad, es un estilo de vida.


Si, asi como ser gótico, punk o hippie. Me sorprendí mucho cuando leí eso en un blog de Ana* y Mia**, porque jamás me había imaginado que hubiera personas que pensaran así de la anorexia.

Mi experiencia con Ana fue diferente, porque no fue como con todos, que están obsesionados por lograr el peso perfecto (30 kilos). Todo fue un simple cuestionamiento de niña de ciencia: ¿qué pasaría si no como por un largo periodo de tiempo?

Entonces comenzó el experimento. Pero haciéndolo gradualmente para que la familia no pensara en un desorden alimenticio. Comencé con el típico de Anas: "no tengo hambre" o "ya comí". Funcionaba bien, pero el problema era tener hambre, esa sensación que te manda tu cuerpo cuando necesita comer. La mayoría de las Anas optan por fumar, mascar chicle o fumar. Yo no quería fumar, ni quiero, ni jamás querre, ni lo haré; y odio el chicle, así que tomaba agua, además de algunas cosas que descubrí que las Anas no saben hacer cuando tienes hambre: a) duerme, b) come una minúscula cantidad de comida, c) busca una distracción obsesiva como la computadora, la televisión o los videojuegos. Con esto, noté que al cabo de dos semanas, esa sensación de tener hambre desapareció, ya no sentía hambre, sólo comía en algunas ocasiones para no levantar sospechas de mi pequeño experimento.

Ya que no comía, el cuerpo comienza a buscar nutrientes de donde sea, y ahi es cuando comienza el proceso de perder peso, y cada que comes, tu cuerpo absorbe lo más que puede de esa comida (de ahí el famoso rebote) porque tu cuerpo no sabe cuándo recibirá alimento nuevamente.

El experimento iba bien, son impresionantes los cambios que tiene tu cuerpo al no los recibir nutrientes necesarios. Me empecé a sentir débil, perdí peso, tenía mucho sueño, estuve a punto de desmayarme varias veces y me volví adicta al café (esto empézó como distractor del hambre, luego pasó a ser otro experimento, pero terminó siendo una adicción, esto lo explicaré en otro post).

Después de ya casi un mes, era inevitable que en mi familia se dieran cuenta de que no comía. Y, a diferencia de las familias que salen en la tele, que apoyan a sus hijos con problemas como estos. Yo fui víctima de burlas e insultos, y sólo mi mamá se preocupó y me llevó al doctor, vi alguna vez a una nutrióloga, vigilaba mi alimentación.

Y pues con todo esto, ya no pude continuar con el experimento. Así que del coraje, hice cosas que no debí hacer porque alteraron el funcionamiento de mi cuerpo muy drásticamente, cosa que no hubiera ocurrido si hubiese finalizado bien con el experimento U_U .

Los resultados fueron: el inevitable rebote, la falta de apetito (que aun persiste), ser señalada como una obsesiva con mi peso y aun con insultos, problemas estomacales, y... creo que esto es lo que acaba por matar a las Anas, le agarré el gusto a no comer, me empezó a gustar que ya no dependía de la necesidad de comer (que considero uno de los fastidios de la vida, que explicaré en otro post) y hasta la fecha, después de tantos años de esto, muchas veces, si no quiero comer por días enteros puedo hacerlo sin que me de hambre.

Lo mio fue un experimento, pero hay muchas Anas y Mias que se la toman muy enserio. Lo malo es que quieren tener cinturita, pero bubis y tracero grandes 0.0! ¡eso es biológicamente imposible! Además de que no podrían tener un bebé sin morir en el intento, pero bueno, eso ya es otro tema.


*Ana = anorexia
**Mia = bulimia

2 comentarios:

V. Tenebrarum dijo...

Aja, experimento ¬¬ Ay Leben, pues sonaba interesante, pero qué mal. Y luego que se burlaran de ti ¬¬ toda esa maldita gente se debe pudrir en el infierno por malditos desgraciados hijos de lo peor que te imagines ¬¬ Ni a Satan le gustaría ser padre de esa miseria humana que nunca te apoyó ni ayudó. Malditos!
Pero por lo que veo poco a poco va desapareciendo... y me da gusto. Y comer no es una molestia.. bueno, a veces, pero en realidad es un placer XD. A ver cuando vamos por comida china.

Me gustó mucho tu entrada. Sonba interesante el experimento, pero ya no lo hagas niña ciencia ¬¬

PrinzGhotic. dijo...

HOLA!!
ESPERO QUE EL EXPERIMENTO HAYA TERMINADO DEFINITIVAMENTE,Y COMO DICE VICTOR, YA NO LO HAGAS.
ES TAN FACIL ENTRAR EN ESAS TRAMPAS QUE ALGUNOS LLAMAN ESTILOS DE VIDA, QUE CUALQUIERA PUEDE PENSAR QUE ES MUY SENCILLO, SIN PENSAR QUE LA SALIDA PUEDE ESTAR MUY DIFICIL, Y A VECES INALCANZABLE.
PERO LO BUENO ES QUE SOLO FUE UN EXPERIMENTO, PERO DE IGUAL FORMA SIEMPRE HAY QUE TENER CUIDADO.
SALUDOS!!