domingo, 8 de febrero de 2009

Malentendidos amistosos

Creo que mi problema con los amigos es que mi concepto de amistad y el de ellos es diferente, porque a mí, como ya dije, me encanta el contacto con las personas. Me gusta tocarlos, abrazarlos y besarlos, pero a ellos no, incluso lo toman como acoso :S . Tal vez porque no sea una persona (dentro de los estándares deshumanizados de belleza) de la que quisieran recibir tal "acoso"; y esto me lo hicieron entender de la peor y más cruel forma que pudieron hacer =(

Ahora ya no abrazo, ni beso a nadie, es más, trato de ni siquiera tocarlos para que no se molesten. Y en serio, puedo llevar mucho tiempo conociendo a alguien y jamás haberlo tocado ni para saludarlo. Esto no me gusta, pues pienso que cuando tocas a alguien formas un vínculo más estrecho, pero esto sólo se lo dejan a los novios, ¡qué lástima!

A veces es inevitable para mí querer tocar a alguien y no me resisto más y los abrazo, los tomo del brazo o los beso; a veces lo hago sutilmente, sólo tocándolos al hablar con ellos.

Cuando hago amigos me gusta tener un vínculo muy fuerte entre nosotros, pero a ellos no les gustan siempre mis maneras, así que al no permitirme ni siquiera tocarlos, he llegado al punto de sólo tener muchos conocidos y pocos, muy pocos (ahora ninguno) amigos. Porque al no dejarme acercarme a ellos, siento cierto rechazo y prefiero alejarme.

Espero lector que no seas de estas deshumanizadas personas que ya no se permiten el contacto humano y que puedas besar, abrazar y querer mucho a tus amigos (no sólo a tu pareja).

1 comentario:

Viktor Lacrimarum dijo...

En estos días ya todo está deshumanizado y tienes mucha razón sobre el contacto con los amigos. No se le tiene que reservar a la pareja, a parte de que se puede hacer una perfecta diferencia entre el contacto amistoso y el contacto amoroso. En fin, maldita sociedad deshumanizada.