domingo, 30 de noviembre de 2008

La vida de una mujer



Dedicado a una mujer que quiero mucho

Su cuerpo estaba tirado en el frío piso de mosaicos azules. Abrió los ojos y miró a su alrededor con el ojo que veía. Levantó su cabeza y vio el desastre a su alrededor. Se levantó con un poco de esfuerzo y con un gemido de dolor. Limpió todo y se fue a dormir.

Otra vez en el suelo, pero esta vez de cemento caliente de un día soleado. Su vestido mojado por una llave que escurría. Se levantó, limpió todo y fue a lavar lo que le faltaba.

Ahora estaba desnuda en su cama. Abre los ojos y mira el techo blanco y oscuro por la noche. Se levanta con un poco de esfuerzo por el dolor del forcejeo, se viste y se acuesta a dormir.

Hoy se encuentra tirada en el piso, como siempre; mirando el cielo, recordando la felicidad de años pasados y sin querer se le dibuja una sonrisa casi imperceptible en el rostro. De pronto su cielo es nublado con una sombra, sus ojos giran hacia una mano que se le acerca y la sombra la devuelve al sueño.
Despierta y sigue tirada en el piso, pero el azul cielo se está yendo. No sabe si su cuerpo pueda levantarse esta vez, no lo aguanta, entonces vuelve a dormir otra vez.

Abre los ojos y esta vez se encuentra tirada en una cama blanca, con tubos y vendas por todos lados. Gira su cabeza hacia una mesa junto su cama y mira el colorido de un ramo de flores, son sus favoritas. Y frente a ella alguien que sonríe. En ese instante recuerda los momentos de años felices pasados, pero ahora no sonríe, prefiere cerrar los ojos y no mirar a ese que sonríe.

De nuevo en casa, en el frío piso que siempre la acompaña. Esta vez no despierta, sólo estaba ahí sin querer o sin poder levantarse, ya no sabía. Entonces escucha una estruendosa y molesta voz.

–¡Ya levántate y dame de comer!

Se levanta con un poco de dolor en la mejilla para obedecer la orden, y mientras le servía de comer a ese hombre que días antes le sonreía, se pregunta: ¿tengo que soportar todo esto? ¿Acaso no puedo cambiarlo? ¡No! –le dice una voz– ¿Por qué no? Porque así debe de ser, porque así es la vida de las mujeres.


Creative Commons License
La vida de una mujer by Karen Merklina is licensed under a Creative Commons Atribución-No comercial-No Derivadas 2.5 México License.
Obra registrada por Karen Merklina. Todos los derechos reservados.
Safe Creative #0909174545211

9 comentarios:

V. Tenebrarum dijo...

Muy buen escrito. Estremecedor. Ojalá, las mujeres que lo lean se den cuenta de que no viven para el servicio del hombre. Y que los hombres que lo lean se den cuenta de que una mujer no es un objeto ni una sirvienta.

PrinzGhotic. dijo...

QUE PUEDO DECIR ANTE ESTE ESCRITO...
SOLO QUE ME PRODUCE MUCHA IMPOTENCIA, Y CORAJE TAL SITUACION.
ES EL TIPO DE ESCRITOS QUE TE DEJAN PENSANDO UN BUEN RATO.
SALUDOS!!

anngock dijo...

orale merklina ami parecer y en mi humilde opinion fuerteson de laguna menar asi es pero no siempre lo es que ironia no

Kyrie dijo...

Querida me hiciste recordar muchas cosas que he vivido en casa, hay quienes no se imaginan ni en lo mínimo que es pasar una situación de tal magnitud. Y ciertamente me quedé pensando en tantas cosas y sí, el joven Prinz está en todo su derecho de enojarse, no todos tienen una mentalidad como la de él. Gracias por tu escrito querida Merklina.

vladmuppet dijo...

a mi parecer està muy obvio pero lo bueno que tiene
el power de que dejaste bien claro el mensaje y està bien estructurado,
yo lo hubiera disfrazado porque desde el segundo pàrrafo ya sabiamos de que
se trataba y se pierde el interès, pero me gustò,
muy preciso

ERZEBETH dijo...

ME GUSTO FELICIDADES!!!!!!!

TIENES UN ESTILO CARACTERISTICO EN ESTE ESCRITO K NO SE COMO DESCRIBIRLO SABES ME ENCANTARIA QUE TUS ESCRITOS LOS PRESENTARAS EN "PROFETICA" YA QUE ES UNO DE MIS LUGARES FAVORITOS Y DE MUCHOS POR SUPUESTO.

YA TENIAS TIEMPO DE NO ESCRIBIR SIGUE ASI Y DANOS MAS DE TUS ESCRITOS ME RECORDASTE PEQUEÑOS PARRAFOS DE JAIME SABINES


AUF WIEDERSEHEN!

Rex-Industrial dijo...

woooooooo... apenas tuve oportunidad de leerlo
muy bueno... fuerte y realista..
flicidads... cmo siempre!!!


y... pues estoy muy de acuerdo con prinz...
es una triste realidad q aun muchas mujeres viven... y q peor aun... callan...
nom ha tocado vivirlo.. pero si verlo n otras familias
no es algo q se le desee a alguien...
muerte a esos infelices mal paridos... >.<

grax x compartirlo...

Ammit Hella dijo...

Wow!! Me estas haciendo llorar =(

Que situaciones tan tristes, que de repente nos dejan sin habla
pero con un profundo encuentro de sentimientos, dolor, coraje
y muchísimos mas.

Lo mas triste es que está basado en hechos reales, ojalá todo eso
fuera un sueño.. Pero bueeno..

Que buen trabajo (=

Anónimo dijo...

Amiga. Es un buen ejercicio de reflexión, pero a mí me habría gustado que el final girara un poco más a la acción de una mujer que se concibe como sujeto y deja de ser objeto. Creo que le falta fuerza. Sin embargo, aplaudo tu intención, que contribuye a la concientización de las mujeres en torno a la violencia.
También te sugeriría que pongas que eres "poeta" y no "poetisa". Es cierto que el diccionario de la Real Academia Española todavía acepta la palabra "poetisa" ("mujer poeta", según el diccionario), pero si te remites a la definición de "poeta" habla de "persona que escribe obra pética", por lo tanto, la mujer entra en esta definición, pues no dice "varón" "hombre" o algo así. La mujer es una persona. Mujer=sujeto- La mujer no es objeto. Además es una controvercia entre las mujeres que escriben poesía y que han tomado el término "poetisa" como despectivo.
Buen blog.