viernes, 27 de marzo de 2009

Mi alma


No es aquella que te dicen que te da Dios. Es aquella que no ves, pero sientes que existe. Aquella que no es envidiosa y que también comparte con nuestros hermanos animales.

Mi alma fue envenenada por el odio, el dolor, pero hoy es envenenada también con la felicidad, mezclando los sentimientos, volviendo intenso el vivir, en un subir y bajar el temperamento.

Mi alma es aquella que vas construyendo con tu ser y tu corazón, que no es prediseñada como la de todos, mi alma es única, yo la he construido y en ella viven el odio y el amor en perfecta armonía.

2 comentarios:

V dijo...

Con este blog me diste a conocer tu alma... y la seguí conociendo en el collhi en esos momentos que compartimos en realismo, computación, mi cumpleaños número 21... y me enamoré de tu alma. <3

Karen Merklina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.