lunes, 14 de mayo de 2012

Ente imaginario


Muchas veces me he puesto a pensar si  realmente existo. Por múltiples razones, por ejemplo, mi talla de ropa no existe, cuando hablo no me escuchan, cuando voy con alguien después no se acuerdan que yo iba ahí, nadie me cree cuando digo que tengo alguna enfermedad o que siento tal cosa, no me creen en la edad que tengo, porque no la aparento, no soy como "debe ser" una mujer, hago algo y después nadie lo recuerda, me encanta tomar pero nadie me cree, me encanta bailar pero nadie me cree, he hecho cosas malas pero nadie me cree. 

No existo, soy un ente imaginario, soy producto de un sueño y ni siquiera yo sabía que lo era, y lo que estás leyendo ahora quizás no exista realmente.

1 comentario:

Guadalupe Romo dijo...

hola, leo tu blog, y me gustan tus entradas, pasate a mi blog por tu premio, sí, te voy a dar un premio: "premio al blog con unos textos originales"

;) espero que te guste nos vemos

http://lupeetha.blogspot.mx/