miércoles, 9 de mayo de 2007

Años tristes llenos de felicidad


¿Nunca has sentido que la felicidad llega y que todo va a estar de maravilla? Pero de pronto te asustas y renuncias a ella; porque tienes miedo, porque no sabes como se siente, porque no quieres que termine. Y lo arruinas todo, pierdes toda oportunidad de ser feliz.

O cuando sólo tienes ganas de llorar y no sabes por qué. Es dificil ser feliz cuando llevas cargando tanto atrás, cuando ni siquiera eres capaz de amarte a ti mismo, cuando todo a tu alrededor es tan vacio, cuando te sientes tan solo.

No importa cuantas personas esten a tu alrededor, no importa cuantos amigos tengas que dicen quererte, de alguna forma siempre te sientes solo.

Y de repente, miras a alguien, que pasa de ser nada, a ser lo más especial que puedes ver. No sabes por qué, sólo sabes que no puedes dejar de pensar en esa persona, que deseas estar cerca de ella, que te mire, que te acaricie, que te diga que te quiere.

Pero es algo nuevo para ti, tienes miedo, sales corriendo, huyes, escapas de su mirada, no sabes qué hacer, cómo actuar. Tu felicidad esta ahi, pero no puedes llegar a ella, no sabes cómo.

Y empiezas a llorar, no sabes por qué, sólo necesitas llorar, llorar, llorar, llorar...

De pronto alguien no tan especial se cruza en tu camino, y lo eliges a él porque sabes que no te ama, que no siente nada por ti, que ni siquiera te quiere. Lo eliges porque es más fácil, porque no sabes qué es el amor y cómo actuar ante él.

Este ser no tan especial, sólo desea tocarte, besar tu cuerpo, sentir tu olor y poseerte. Tu buscas lo mismo, pues siempre ha sido asi. Siempre buscas lo más sencillo.

Te encuentras caminando sola en la calle, no hay nadie, y te encuentras con esa persona tan especial, a la que tuviste miedo de amar. Te mira tristemente y sólo pasa a tu lado. Lloras, no sabes qué hacer, lo has perdido.

Ya no queda nada, sigues solo y vacio, con aquel mismo miedo a la felicidad. La has dejado escapar. Y lo único que queda es llorar.

1 comentario:

Viktor Tenebrarum dijo...

Hermoso texto. No se qué mas decir... me hace pensar.

V. Tenebrarum